Deja un comentario

1 de Mayo: organizar para avanzar

El 1°de Mayo es el día internacional de la lucha obrera, con la reivindicación por la jornada laboral de 8 hs como símbolo. Pero los trabajadores nos encontramos en una situación que cada vez se parece más a la que llevó a que los compañeros se organicen, hace más de 100 años, alrededor de esta consigna. Parece mentira y genera vergüenza estar obligados a hacer turnos de 10, 11 y hasta 12 horas, con horarios rotativos.  Como si esto fuera poco, precarizados, con sueldos más bajos que los correspondientes por convenio y sin saber si tendremos trabajo mañana. Peor es la situación de los jóvenes, que ven cortada la posibilidad de tener una vida propia hoy y un futuro mañana, porque pierden su salud en tan miserables condiciones. Son varios los culpables de esta situación, figuritas intercambiables del responsable mayor:  el capitalismo. Los que más cercanos tenemos a nosotros son esos traidores que deberían representarnos pero a costilla nuestra negocian con el Estado y las patronales. Hablamos de la burocracia sindical, parásitos que se roban nuestros aportes gremiales, pero rompen las luchas y entregan compañeros, cuando no actúan de policía privada de las empresas y mandan patotas a reprimir. Asi es que mantienen un esquema corrupto y podrido donde no se cuestiona su lugar en los sindicatos y federaciones, que son nuestros espacios de organización y hoy están vendidos. En los 90, cuando se privatizaron los servicios y se flexibilizaron las leyes laborales, no dijeron nada y nos abandonaron. Lógicamente, todo a cambio de una parte en el negocio. Así fue que Pedraza, culpable del asesinato del compañero Mariano Ferreyra, se convirtió en un empresario del ferrocarril, extraña mezcla de patrón y sindicalista a la vez. Pero quienes levantaron la mano para aprobar las reformas son los mismos que hoy se reciclan en diferentes espacios de poder de todos los partidos capitalistas: intendentes, gobernadores, diputados, senadores, ministros y hasta la Presidenta, que anuncia la nacionalización de la mitad de YPF pero participó activamente de su privatización. Por no hablar de las repetidas represiones a los trabajadores petroleros por parte de la gendarmería. A ellos nadie les pregunta en estos días que es lo mejor para que el combustible sea accesible al pueblo, son piezas para que muevan De Vido y Kiciloff como antes hacía Repsol, cuando en sus manos queda la extracción y refinación del petróleo.

Nos sobran los motivos

La crisis estalló en 2008 en los países del primer mundo. Y por más que nos dijeron que estábamos a salvo, está afectando a la Argentina. No hace falta más que comprar cosas básicas como un paquete de yerba, o un kilo de tomates, para ver lo que es la inflación. Cada día nuestro sueldo vale menos y las paritarias del 2012 prometen ser las más bajas de los últimos años. Esto pasa en industria, donde hay que sumar las suspensiones y vacaciones forzadas por la poca producción, como en servicios, estatales, transporte, salud y educación. Ahí están como ejemplo los docentes, basureados por Cristina en cadena nacional y en todas las provincias con aumentos bajísimos. O los compañeros del Subte, que ni siquiera son recibidos por la empresa. Estos son los casos que salen en los noticieros, pero así hay miles de reclamos que no son escuchados, como los de Rexam en Burzaco, o Don Yeyo en Chacabuco. Para colmo, lo poco que nos dan es en cuotas, y a veces hasta en negro.

Los turnos largos y rotativos nos comen las energías, y los sueldos no alcanzan. Pero los problemas no terminan cuando marcamos para salir o encontramos una oferta en el chino. En el medio tenemos que viajar, cada vez en peores condiciones y más lejos de nuestro trabajo. Y esto es porque el transporte y la vivienda son un desastre abandonado a su suerte. Los alquileres son carísimos y los créditos para comprar una casa, imposibles. Entonces cada vez tenemos que mudarnos más lejos para ahorrar unos pesos, o simplemente porque no nos queda otra. Así se van más horas, apretados como sardinas y con la posibilidad de perder el presentismo por las frecuentes demoras, o incluso de no llegar nunca.  Es una crisis total, que no puede terminar más que en tragedia. 51 muertos en Once, o miles sin luz ni agua por días, o directamente en la calle como consecuencia del temporal, son el testimonio. Las villas, que crecieron muchísimo estos años, fueron arrasadas y no es solo por la lluvia y el viento. La falta de vivienda digna para los trabajadores es la verdadera razón.  Los negociados del transporte, que es una necesidad vital para el pueblo, permitieron que no se invirtiera nada y se desguacen los vagones, máquinas, talleres y colectivos. Todo con la vista gorda oficial, que conscientemente no controló y dejó hundirse al sistema.

La crisis es mundial, ¡la resistencia también!

El 29 de marzo la huelga general paralizó España, en respuesta al recorte en educación, salud, servicios y la Reforma Laboral.  En esa oportunidad, más de 200.000 compañeros levantaron piquetes, marcharon y hasta tomaron campos bajo las banderas del sindicalismo combativo y de clase. Las organizaciones sindicales anarquistas CNT, CGT, Solidaridad Obrera y sindicatos autónomos, con presencia en todas las ramas de la producción, los servicios y el transporte, levantaron la tradición de lucha de los trabajadores y los pueblos de España, que no se resignan y salen a luchar contra los ajustes y la burocracia sindical.  Pero en América Latina también luchamos contra la crisis. En Chile acaba de terminar hace pocos días con una victoria el primer paro en la historia del gigante Jumbo, con grandes inversiones en nuestro país. También en la construcción, portuarios, bancarios, comercio y comunicaciones, se avanza con organización. Tanto en la Unión Portuaria del Bío-Bío, o el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción, de tendencia libertaria, como en la gran cantidad de compañeros activistas que impulsan las luchas.

Estas experiencias no se dan por casualidad. Hay detrás un trabajo militante de muchos años, paciente y constante, de organización desde las bases y en unidad. Con aciertos y errores, se construye la corriente libertaria, clasista y horizontal.

Ahora nos toca a nosotros, compañeros.  Es por este motivo que militantes anarquistas de distintos espacios impulsamos el Grupo Comunista Libertario, como una herramienta que dinamice nuestras actividades y un paso más en la construcción de la organización política de los anarquistas.

¡A organizarnos por el Socialismo y la Libertad!

¡Arriba los que luchan!

Grupo Comunista Libertario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: